maría teresa león poems

Writer of the Generation of ’27, educated in a cultured environment strongly influenced by her aunt Maria Goyri, one of the first Spanish women to obtain a doctorate in Philosophy and Literature and a great defender of women’s rights.
In the middle of the Civil War she acted as secretary of the Alianza de Escritores Antifascitas, founded the magazine El Mono Azul and was assistant director of the Consejo Central del Teatro. At the same time she participated in an intense cultural activity being responsible for the initiatives El Teatro de Arte y Propaganda and Las Guerrillas del Teatro.  She also participated in the transfer of works of art from the Prado Museum and the Escorial Monastery to Valencia. This period was reflected in the novels Contra viento y marea and Juego limpio.
At the end of the war she went into exile in Paris where she worked as a translator for the French radio station Paris-Mondial. Later she moved to Argentina where she lived for twenty-three years and where she developed her maturity as a writer. In the 60’s she moved to Rome where she wrote her autobiography Memoria de la melancolia.

maría teresa león biografía

Gunia, Inke. «44. María Teresa León: Memoria de la Melancolía (1970)». Manual de autobiografía / autoficción, editado por Martina Wagner-Egelhaaf, Berlín, Boston: De Gruyter, 2019, pp. 1906-1920. https://doi.org/10.1515/9783110279818-155
Gunia, I. (2019). 44. María Teresa León: Memoria de la Melancolía (1970) [Memory of Melancholy]. En M. Wagner-Egelhaaf (Ed.), Handbook of Autobiography / Autofiction (pp. 1906-1920). Berlín, Boston: De Gruyter. https://doi.org/10.1515/9783110279818-155
Gunia, I. 2019. 44. María Teresa León: Memoria de la Melancolía (1970) [Memory of Melancholy]. En: Wagner-Egelhaaf, M. ed. Handbook of Autobiography / Autofiction. Berlín, Boston: De Gruyter, pp. 1906-1920. https://doi.org/10.1515/9783110279818-155
Gunia, Inke. «44. María Teresa León: Memoria de la Melancolía (1970)» En Handbook of Autobiography / Autofiction edited by Martina Wagner-Egelhaaf, 1906-1920. Berlín, Boston: De Gruyter, 2019. https://doi.org/10.1515/9783110279818-155

morirás lejos maría teresa león

En 1933 María y Alberti fundan la revista Octubre y en 1934 vuelve a la Unión Soviética para asistir al «Primer Congreso de Escritores Soviéticos» donde conoce a Maxim Gorki, André Malraux y Erwin Piscator entre otros. Ese mismo año viajó a Estados Unidos para recaudar fondos para los trabajadores afectados por la revuelta de los mineros asturianos de octubre de 1934, que pronto se convirtió en una insurrección armada contra el gobierno español que acabó con la muerte de 2.000 personas, entre sacerdotes, mineros y personal del ejército. Esta respuesta acabó provocando la coalición de diferentes facciones de izquierdas que desencadenó la creación del Frente Popular[4].
El 18 de julio de 1936 María y Rafael se encontraban en Ibiza cuando estalló la Guerra Civil española. Regresaron a Madrid, donde ella se convirtió en secretaria de la Alianza de Escritores Antifascistas y fundó la revista El mono azul, que salió a la luz el 27 de agosto de 1936. En ella colaboraron Manuel Altolaguirre, Antonio Aparicio, Vicente Aleixandre, José Bergamín, Luis Cernuda, Antonio Machado, Ramón J. Sender, Lorenzo Varela, María Zambrano y muchos escritores no españoles como John Dos Passos, Vicente Huidobro, André Malraux y Pablo Neruda. La publicación duró cuarenta y siete números, casi todo el periodo de la guerra civil.

Cuentos para soñar maria teresa leon online

Durante la Guerra Civil formó parte de la Junta de Incautación y Protección del Patrimonio Artístico que se encargó de la transferencia de los fondos del Museo del Prado. También colaboró en la preparación de la Balada de la Guerra Civil, dedicada a Federico García Lorca, de la que estrenó como codirectora los Títeres de Billy-Club en diciembre de 1937. El reconocimiento de su obra literaria, medio olvidada a causa del exilio, aumentó notablemente. Su autobiografía, Memoria de la melancolía, publicada originalmente en 1970 en Buenos Aires en la editorial Losada, es una hermosa reflexión sobre una existencia rota por una diáspora de 38 años: «No tengo un juicio claro sobre Buenos Aires. ¿Cómo podría tenerlo porque la ahoga una inmensa ternura? Veintitrés años vividos en una ciudad dejan su huella». Tras la derrota de la República, vivió exiliada en Francia, Argentina e Italia con su marido, el poeta Rafael Alberti, con quien se había vuelto a casar en 1932.
En 1929 conoció a Rafael Alberti, con quien compartiría toda su vida, en casa de unos amigos comunes. Alberti evocaría el encuentro: «Apareció ante mí, rubia, hermosa, sólida y levantada, como la ola que un mar imprevisto me lanzó con un golpe contra el pecho».

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad