Entre vivir y soñar del momento

born for bliss – between living and dreaming (álbum completo)

Ana es una profesora de cocina que está aburrida de su vida y de su matrimonio. Con el pretexto de dar un curso, viaja a París con la intención de encontrar a su primer amor, un francés guapo del que sólo recuerda su parecido con Alain Delon y su nombre, Pierre Langlois. Siguiendo su pista, conoce a uno de los vecinos de Alain: soltero, desordenado, sentimental, divertido y florista de profesión, Jean-Francois la guiará por la ciudad y ayudará a Ana en su búsqueda.
ciudad y ayudará a Ana en su búsqueda de un amor ideal. Entre flores, viejos amigos y encuentros interminables, algunos logrados, otros fallidos, Ana y Jean-Francois descubren que entre el vivir y el soñar hay algo más que encontrar… algo parecido a la vida misma.
Controlador de datos: Instituto Catalán de las Empresas Culturales. Departamento de Cultura de la Generalitat de Cataluña, Passatge de la Banca, 1, 08002, Barcelona. Para más información visite www.icec.gencat.cat
Derechos de los interesados: puede ejercer su derecho de acceso, rectificación, supresión, oposición al tratamiento, portabilidad de los datos, retirada del consentimiento, presentación de una reclamación ante la autoridad de control y solicitudes de limitación a través de la solicitud general disponible en los procedimientos de gencat. Debe indicar claramente qué derechos desea ejercer en su solicitud.

five finger death punch – living the dream (música oficial

En el poema que aparece a continuación, Jay Leeming toma una cosa cotidiana -en este caso, una manzana- y la empuja hacia el sueño.    La imagen del núcleo de la manzana como una «pequeña habitación» es una conjetura hacia lo que el acto de comer una manzana sugiere más allá de lo cotidiano.    Las connotaciones habituales de Adán y Eva, la Caída, pero hay algo más.
Me conmovió la tensión entre la mente y los sentidos implícita en estas líneas.    Eso es lo que se siente al ser abrumado, al ser interrumpido y llevado del pensamiento al cuerpo.    ¡El mar se hincha!    Me enamoré y me llevé el libro a casa.
Veo en estas líneas los días en que estoy tan concentrada en la página que ser apartada o distraída me duele -sobre todo me pone quisquillosa-.    Phil Levine dijo una vez: cuando llega un poema, el teléfono puede esperar, la llamada a la puerta puede esperar, todo puede esperar.    Ignóralo.    Respeto la necesidad de ese tipo de atención.    Me imagino: es mi poesía; si no le dedico tiempo y le presto la atención que merece, ¿quién lo hará?
Para el post de esta semana, he colaborado con Andrea Schreiber, una políglota y lingüista con un verdadero amor por el lenguaje.    También es mi novia.    Es decir, me aguanta cuando me pongo quisquilloso.    Y ha visto la España de Machado, los caminos que vio, el mar… Ayudó a orientar mis traducciones hacia el espíritu de los poemas.    Se lo agradezco.

en algún lugar entre el vivir y el soñar, está coney island

El espacio del haiku, a veces denominado «cosmos del haiku», puede considerarse una «tercera cosa», como un lugar o zona de conocimiento, ni ficcional ni no ficcional: un espacio «entre el vivir y el soñar», como indica Machado. Lo que hay entre el realismo y la imaginación, entre el vivir y el soñar, es una forma particular de santuario: un espacio de poiesis, de morada poética. Parece de lo más frágil y matizado, insignificante y efímero; sin embargo, llama o llamamos, en busca de dimensiones más profundas, más enriquecedoras y cada vez más múltiples de conocimiento en la psique. Los excelentes haiku realzan el misterioso espacio entre el vivir y el soñar. Como apreciación ilustrativa, el presente análisis representa el viaje de un lector. Al desear que se honre el misterio de la conciencia a través del poema, la «inteligencia del corazón» se expresa mediante imágenes que son una tercera posibilidad entre la mente y el mundo, como escribe el psicólogo James Hillman:
La filosofía enuncia el mundo en las imágenes de las palabras. Debe surgir en el corazón para mediar verdaderamente el mundo, ya que, como dice Corbin, es ese órgano sutil que percibe las correspondencias entre las sutilezas de la conciencia y los niveles del ser. Esta inteligencia tiene lugar por medio de imágenes que son una tercera posibilidad entre la mente y el mundo. Cada imagen coordina en sí misma cualidades de la conciencia y cualidades del mundo, hablando en una misma imagen de la interpenetración de la conciencia y el mundo, pero siempre y sólo como imagen que es primaria a lo que coordina. Esta inteligencia imaginativa reside en el corazón: La «inteligencia del corazón» connota un conocer y amar simultáneamente por medio de la imaginación. (1992, 7; énfasis añadido)

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad